Capacidad social y emocional

Definición: es la capacidad de sentir y regular las emociones, establecer relaciones, y explorar y aprender.

  • Los niños con estas capacidades probablemente tendrán comportamientos más saludables, mejores relaciones con sus pares y responderán mejor ante el estrés cuando sean adultos.
  • Todos los niños son diferentes y reaccionarán de manera distinta ante las mismas situaciones pero si gozan de buena salud emocional y social, estarán en condiciones de comunicarse claramente, reconocer y regular sus emociones, ocuparse de resolver problemas y solucionar conflictos.

En general, estas capacidades se desarrollan naturalmente; sin embargo, hay actividades que se pueden hacer con los niños para ayudarlos.

  • Establezca una relación positiva, cálida y cariñosa así como un entorno de apoyo para el niño.
    • Algunas frases que pueden ayudar al niño a sentir apoyo y estímulo son:
    • “Es una gran manera de ...”
    • “Valoro tanto que tu ...”
    • “Me agrada mucho cuando tú ...”
    • “De verdad creciste porque ...”
    • "Sí que sabes resolver problemas porque ...”
  • Ayude al niño a adquirir palabras para expresar sus emociones.
  • Gracias a estas palabras, ​podrá reconocer, nombrar y comprender los sentimientos propios y los ajenos. La habilidad del niño para controlar sus emociones, desarrollar relaciones, interactuar con otras personas y poder resolver problemas de manera efectiva se basa en la capacidad que tenga de expresarse en este sentido.
  • Los niños con un vocabulario más amplio sobre sus emociones: 
    • Toleran mejor la frustración.
    • Se pelean menos.
    • Presentan menos conductas destructivas.
    • Son más sanos.
    • Están menos aislados.
    • Son menos impulsivos.
    • Se concentran más.
    • Tienen mejor desempeño académico.
  • Hable sobre sus emociones y las emociones de otras personas, lea libros y cuente historias sobre personajes que enfrentan sentimientos intensos.
    • Estas actividades ayudarán al niño a aprender estrategias para controlar sus propias emociones de manera adecuada. 

 

Jugar con la imaginación

¿Por qué es importante?

  • Los juegos de imaginación o fantasía promueven la autorregulación, que significa tomar decisiones con atención y consciencia plenas.
  • Los niños son más creativos durante los juegos de imaginación que cuando se entretienen con otras cosas (con la televisión o los videojuegos) porque usan un pensamiento más elevado que les ayuda a desarrollar la inteligencia.
  • Está demostrado que este tipo de pensamiento lleva a un mejor rendimiento en matemáticas y lectoescritura.
  • Antes no teníamos que pensar en los juegos de imaginación para los niños, era algo que hacían solos; pero ahora los niños están constantemente frente a una pantalla y pasan más tiempo "entretenidos" que jugando activamente.
  • Los padres pueden ayudar a los niños a usar la fantasía para jugar preparando un ambiente adecuado para que el niño juegue.

Cuando el niño tiene entre 1 y 3 años

En esta edad no están seguros de cómo jugar a menos que alguien les muestre. Recién están aprendiendo a usar la imaginación para jugar con objetos.

  • Apague todas las distracciones (dispositivos electrónicos).
  • Deje cosas para jugar a la vista, de modo que el niño pueda recurrir a ellas fácilmento cuando se acuerde de jugar con ellas. 
  • Pida al niño que juegue a hacer cosas de todos los días que usted ya hace. Por ejemplo: “Juguemos a preparar la cena"; usted hace que prepara la cena y luego le dice: "Ahora prepara tu cena".
  • Inventar un rol. Es importante jugar a ser otra persona. Actúe como si fuera un miembro de la familia (que no sea usted) y haga algo.
  • Imite la forma en que habla esa persona. Cuando los niños juegan en forma madura, actúan y hablan como la persona que imitan.
  • Elija juguetes que los niños puedan manipular fácilmente. Los muñecos chiquitos deben guardarse para cuando los niños sean mayores. Los muñecos y los animales de peluche gigantes tampoco sirven. Los bebés muñecos que son ideales, son los que un niño puede vestir, desvestir, sostener en brazos y bañar.
  • Evite los juguetes que “piensan” por el niño. Las muñecas que hablan y bailan estimulan a los niños a jugar de una forma muy específica. Trate de comprar juguetes que los niños puedan usar para crear diferentes situaciones, como animales de plástico o un simple bebé muñeco.
  • Tenga elementos que ayuden al niño a montar un teatro, como ropa que no usa, carteras, juego de doctor, de carpintero, de cocina, etc.
  • Incluya bloques y objetos del hogar como tazas y cucharas que pueden convertirse en otras cosas con un poco de imaginación.
  • Busque ocasiones para que el niño juegue con niños de diferentes edades.

 

Cuando el niño tiene entre 3 y 5 años

A esta edad, los niños saben cómo jugar con imaginación pero necesitan ideas sobre lo que pueden simular.

  • Use tareas, situaciones o mandados cotidianos como oportunidades. Señale "roles" que pueden asumir.
  • ​Anímese a usar "accesorios sustitutos" creativos. En lugar de darle un estetoscopio para que juegue al doctor, déjeles crear su propio estetoscopio.
  • Juegue con los niños. Asuma un rol secundario y haga preguntas sobre el juego, "¿Y qué pasará después?"
  • Ayude al niño a ampliar los roles y agregar cosas al libreto.
  • Lean juntos una historia para que sea la base del juego. Use una historia que le guste al niño y que haya escuchado muchas veces; actúenla.
  • Para los 4 años, los niños deberían poder empezar a jugar con menos accesorios sustitutos, ¡pueden inventar sus propios accesorios!
  • Presente juegos de mesa simples como Chutes and Ladders y Candyland.

 

Cuando el niño tiene 5 años y más

Un niño de 5 años debería poder crear y representar situaciones usando la fantasía solo o con niños mayores. No se desanime si el niño no está en esta etapa; simplemente use alguna de las sugerencias para los niños más pequeños. ¡La práctica hace al maestro!

  • Tenga materiales a mano para que el niño diseñe sus propios accesorios sustitutos para jugar.
  • El niño comenzará a jugar más con muñecos pequeños y figuras de acción en lugar de disfrazarse y representar los roles él mismo. Podría ser el “director de la obra” y hablar y actuar por las figuras, actuando varios papeles y cambiando la voz para los distintos actores. Los juegos de Lego y las casas de muñecas estimulan este tipo de juego.
  • Use literatura e historias como la base del juego. Anime al niño a crear sus propias versiones de historias que conoce o crear historias completamente nuevas, y luego representarlas.
  • Juegue con reglas. Los juegos de mesa y los juegos de cartas simples (Go Fish) son buenos.

 

  • Anime a los niños a jugar juntos y a jugar con niños de diferentes edades.
  • Organice grupos para jugar.
  • Dele al niño suficiente tiempo para jugar. Con frecuencia, programamos demasiadas actividades para los niños o pensamos que están aburridos y los interrumpimos con alguna actividad dirigida por adultos.
  • El juego que promueve la autorregulación es un juego donde el niño juega a ser otra persona y se compenetra tanto en el personaje, que habla y actúa como la persona que se imagina que es.