Comer juntos como familia es una de las mejores cosas que puede hacer para la salud y el bienestar de la familia.

Aunque puede ser muy difícil encontrar el momento de sentarse juntos sin las distracciones de los aparatos electrónicos, los beneficios son muchísimos. Este es el momento para que la familia se reconecte, hable de los acontecimientos del día y se entere de lo que les pasa a todos. Póngase como meta comer 4 a 7 veces a la semana con toda la familia junta.

Hay estudios científicos que muestran que comer en familia puede:

  • Bajar el índice de obesidad
  • Bajar el índice de trastornos alimentarios
  • Bajar el índice de depresión
  • Bajar el índice de consumo de sustancias nocivas
  • Bajar el índice de embarazo adolescente
  • Aumentar el promedio en las notas escolares
  • Aumentar la autoestima
  • Aumentar el vocabulario
  • Aumentar la cantidad de verduras que se comen
  • Hacer que los niños prueben alimentos nuevos
  • Bajar la tensión

Consejitos para las comidas en familia:

  • Apague la televisión y los celulares
  • Haga comidas fáciles de preparar
  • Haga de la comida en familia una rutina: así logrará un sentimiento de estabilidad
  • Aun cuando comer en familia parezca desorganizado y apresurado, crea un sentimiento de unidad y bienestar en la familia.