Niños quisquillosos con la comida

Como  las papilas gustativas de los niños cambian todo el tiempo intente varias veces cuando le da sabores nuevos, incluso los  que no le gustaron antes. Algunos estudios demuestran que para que a un niño le guste algo nuevo, debe ofrecérselo entre 8 y 12 veces.

Niños quisquillosos con la comida

Es muy normal que los niños sean caprichosos y quisquillosos para comer. No debe angustiarse ni preocuparse demasiado por eso. Si está preocupado por la salud del niño, lo mejor es hablar con el pediatra.  

¿Cómo puede animar al niño a comer alimentos saludables?

  • Es importante recordar que los niños siguen el ejemplo de los adultos. Asegúrese de comer usted también alimentos saludables.
  • Deje que el niño ayude en la cocina y en la tienda. De esta manera el niño logra un sentido de control y lo ayuda a tomar sus propias decisiones.
  • Sirva la misma comida saludable para toda la familia. No cocine a las apuradas.
  • Dele al niño comidas saludables Para elegir. Déjelo elegir entre varias frutas y verduras.
  • La hora de la comida debe ser un momento para sentarse en la mesa y disfrutar en familia.
  • Hable con el niño sobre la importancia de comer alimentos saludables.

¿Qué hacer entonces con los niños quisquillosos con la comida?

  • No fuerce al niño a terminar la comida o a quedarse sentado en la mesa hasta que termine de comer.

​Así lo estimula a comer en exceso. El cuerpo del niño le dice naturalmente cuando está satisfecho o cuando tiene hambre.

  • No genere un “drama" ni un sufrimiento terrible para tratar  que el niño coma.

De ser así, se convertirá en un hábito y la relación del niño con la comida y los alimentos saludables podría transformarse en una relación negativa.

  • No se enoje ni le grite al niño cuando no come.

 Cuando le grita podría  causarle más ansiedad y angustia en torno a la comida, con lo que el niño se pondrá más terco.

  • No ofrezca postres o dulces como recompensa por terminar la comida.

Usar dulces como recompensa crea malos hábitos.

Los elogios y la atención son la mejor recompensa.

 

Ofrézcale al niño una gran variedad de alimentos diferentes y sea creativo.

  • Recién están comenzando a explorar diferentes gustos, texturas, olores y sensaciones.

Hágalo participar en las compras y en el proceso de preparación.

  • Deje que elija frutas y verduras para probar.
  • Según la edad, permítale al niño ayudarlo a cocinar.

¡Haga la comida divertida! Deje que el niño juegue con la comida.

Tenga horarios regulares para comer. Trate de servir la comida siempre a la misma hora, la estructura ayuda.

Que toda la familia se siente junta sin distracciones a la hora de comer. 

 

¿Cuáles son algunas formas para que el niño pruebe alimentos nuevos?

  • Ofrézcale porciones pequeñas del alimento nuevo.
  • Sólo sirva un alimento nuevo en cada comida.
  • Sea un buen modelo, pruebe cosas nuevas con el niño.
  • Ofrezca los alimentos nuevos al comienzo de la comida cuando el niño no está lleno.

Ofrezca los alimentos nuevos con alimentos que le gustan.