Cómo leer las etiquetas de información nutricional

Leer las etiquetas de información nutricional le ayuda a saber qué contienen los alimentos y  si son saludables. 

Cómo leer las etiquetas de información nutricional en 4 pasos fáciles y rápidos:

 

Paso 1: Porciones

  • El tamaño de la porción indica qué tan grande o cuánto es una porción. Todos los porcentajes se basan en una dieta de 2.000 calorías, que corresponde a un ADULTO ACTIVO.
  • Las porciones por envase indican cuántas de esas porciones hay en todo el paquete o envase.
  • Por ejemplo: Tamaño de la porción: 1 taza; porciones por envase: 2.
    • Eso significa que el paquete entero contiene 2 tazas.
  • Es decir, si come más de una porción tendrá que multiplicar la cantidad de calorías, azúcar, etc. por la cantidad de porciones que coma.

Paso 2: Limite el sodio, sea cauteloso con las grasas y el colesterol.

  • El sodio es la sal y debemos limitarlo en nuestra dieta.
  • Tenemos que comer alimentos con bajo contenido de sodio, grasas saturadas y colesterol.
    • Estos tres elementos pueden hacernos aumentar de peso no saludable por lo que no es bueno para la salud consumirlos en grandes cantidades.
    • Busque alimentos con un porcentaje de 5% como máximo o que se acerquen lo más posible a ese porcentaje.
    • Todo alimento con un porcentaje de hasta el 20% contiene mucha grasa y debe evitarse.

Limite el azúcar agregado.

  • El azúcar agregado sólo debería aportarle entre el 5 y 10% de las calorías diarias.
  • No consideramos el azúcar de la leche, frutas o verduras solas; todos estos alimentos tienen azúcar natural que el cuerpo necesita.
  • ¡Fíjese que las frutas y las verduras no tienen etiqueta de información nutricional!
  • Mantenga el consumo total de azúcar por día en 25 gramos o 6 cucharadas de té como máximo.
    • Por ejemplo: una soda (gaseosa) común tiene 40 gramos de azúcar (¡eso le alcanza para 2 días!).
  • Comer menos azúcar reduce las posibilidades de sobrepeso, obesidad, caries y otras enfermedades relacionadas con esos trastornos. 

Paso 3: Fibra, vitaminas y minerales

  • Son cosas buenas que nos mantienen fuertes y saludables.
  • Busque alimentos con más del 5% y que tengan estos valores cerca del 20%.

Paso 4: Ingredientes

  • Los ingredientes se enumeran por peso o por la cantidad del ingrediente que contiene el producto.
  • Los ingredientes que aparecen primero son los que más contiene el producto.
  • Fíjese que cosas como jarabe de maíz, azúcar, sal y otros ingredientes poco saludables no figuren entre los primeros de la lista.
  • Recuerde: ¡si no puede pronunciarlo, no debería comerlo!