Preguntas más frecuentes

Si tiene preguntas sobre nutrición para agregar a la sección de Preguntas, escríbanos haciendo clic en Contact Us, al pie de la página. 

Preguntas y Respuestas

 

Diabetes

Tener diabetes significa que el nivel de glucosa o azúcar en la sangre es muy alto. La insulina es la hormona que ayuda a transportar la glucosa desde la sangre hacia las células para darles energía. Sin insulina, la glucosa se acumula en la sangre. Con el tiempo, el aumento de la glucosa en la sangre puede causar problemas graves en el corazón, los ojos, los riñones, los nervios, las encías y los dientes.

Diabetes I
  • En la diabetes mellitus I, también conocida como diabetes dependiente de la insulina o simplemente diabetes tipo I, el páncreas no produce insulina. Sin insulina, la glucosa se acumula en la sangre. La diabetes tipo I ocurre más frecuentemente en los niños y adultos jóvenes pero puede presentarse en cualquier edad.
Diabetes II
  • La diabetes mellitus II o diabetes tipo II es una trastorno que se desarrolla con el paso del tiempo. En el caso de la diabetes tipo II, el tipo más común, el cuerpo no produce insulina o no la usa bien. La edad, la obesidad, los antecedentes familiares de diabetes y la falta de ejercicio son factores que aumentan las posibilidades de padecer diabetes, y prediabetes. Prediabetes significa que el nivel de azúcar en la sangre es más alto de lo normal pero no tan alto como para considerarse diabetes.
  • Al consumir demasiado azúcar e hidratos de carbono simples el cuerpo podría no ser capaz de producir suficiente insulina, con lo que podríamos desarrollar diabetes tipo II.

 

Organismos modificados genéticamente (OMG)

Los alimentos modificados genéticamente o transgénicos son alimentos derivados de organismos cuyo material genético (ADN) no se modificó naturalmente, como cuando se introduce un gen de otro organismo. Los alimentos transgénicos que existen en la actualidad provienen principalmente de plantas pero en el futuro probablemente se introducirán en el mercado alimentos derivados de microorganismos y de animales. La mayoría de los cultivos modificados genéticamente se desarrolló para aumentar la cantidad cosechada incrementando la resistencia de las plantas a las enfermedades o la tolerancia a los herbicidas. 

En el futuro, la modificación genética también podría dirigirse a alterar el contenido nutricional de los alimentos para reducir su potencial alergénico o mejorar la eficiencia de los sistemas de producción alimentaria. Todos los productos transgénicos deben evaluarse antes de poder ingresar al mercado. 

Existe un código de normas de la Organización de Alimentos y Agricultura y la Organización Mundial de la Salud (OMS) para analizar los peligros que presentan los alimentos modificados genéticamente. 

Las modificaciones genéticas no siempre son malas, como cuando permiten obtener una deliciosa manzana Honeycrisp; sin embargo, en algunos casos, pueden llevar a la necesidad de emplear pesticidas más potentes y por eso es importante entender cómo se alteran los alimentos. 

 

Sin azúcar, dietéticos (Lite/Light) y cero        

Los productos que se comercializan como "sin azúcar", "dietéticos" (Lite/Light) o "cero" (por ejemplo: Coca-Cola Zero) son productos de los que se eliminó el azúcar parcialmente (dietéticos) o por completo (sin azúcar y cero). En general, así se reducen las calorías, como en el caso de las sodas (gaseosa) sin azúcar con cero calorías. Si bien la idea de tener menos calorías parece una buena opción, lo que ocurre generalmente es que se sustituye el azúcar real por sustancias químicas. Como estos sustitutos químicos no son naturales, hay que ser cauteloso con la cantidad de productos sin azúcar, dietéticos (Lite o Light) y cero que se consumen. Revise la lista de ingredientes en la parte de atrás del producto para identificar los sustitutos del azúcar. 

 

Sin grasa

Cuando un producto dice "sin grasa" o "descremado", quiere decir que se eliminó el contenido de grasa que el alimento tiene naturalmente. Normalmente al eliminar la grasa se reducen las calorías, como en el caso del yogur descremado, que tiene menos calorías que el yogur entero común. Aunque un producto con menos grasa y calorías podría parecer una buena opción, con frecuencia la grasa se reemplaza con azúcar u otros aditivos para compensar el sabor que la grasa naturalmente aporta al alimento. Si bien la grasa contiene muchas calorías, también puede ayudar a sentirnos satisfechos y dejar de comer cuando el cuerpo no necesita más alimento. Las grasas también son importantes para ayudarnos a absorber las vitaminas y formar células (ver Grasas). Sin embargo, al comer alimentos descremados, los aditivos y el azúcar que reemplazan a la grasa pueden agregar rápidamente libras al cuerpo. 

 

Gluten, sin gluten y enfermedad celíaca

El gluten es una proteína que se encuentra en varios granos, como en el trigo, el centeno, la cebada, el triticale y la malta. "Sin gluten" significa que el producto no contiene estos granos o que se eliminó la proteína del gluten. 

La enfermedad celíaca es una enfermedad autoinmunitaria y las personas que la padecen (celíacos) no pueden comer gluten porque les daña el intestino delgado. Cuando los celíacos comen alimentos con gluten, el sistema inmunitario responde dañando el intestino delgado. El gluten es una proteína que se encuentra en el trigo, el centeno y la cebada. Se encuentra principalmente en los alimentos pero también podría encontrarse  en otros productos como medicamentos, vitaminas, suplementos, y hasta en el pegamento de las estampillas y los sobres.

La enfermedad celíaca afecta a todas las personas de manera diferente. Los síntomas podrían presentarse en el sistema digestivo o en otras partes del cuerpo. Algunos pacientes podrían tener diarrea y dolor abdominal mientras que otros podrían estar irritables o deprimidos. La irritabilidad es uno de los síntomas más comunes en los niños. Otros no presentan síntomas.

La enfermedad celíaca es genética. Los análisis de sangre pueden ayudar al médico a diagnosticar la enfermedad. El médico también podría examinar un pequeño trozo de tejido del intestino delgado. El tratamiento consiste en una dieta sin gluten.

Las dietas sin gluten se recomiendan en celíacos y quienes presentan intolerancia al gluten. 

 

Anemia

En la anemia, la sangre no transporta suficiente cantidad de oxígeno al resto del cuerpo. La causa más común de anemia es la insuficiencia de hierro. El cuerpo necesita hierro para producir hemoglobina. La hemoglobina es una proteína rica en hierro que le da el color rojo a la sangre y transporta el oxígeno desde los pulmones hacia el resto del cuerpo.

Las causas principales de anemia son tres: hemorragia, falta de producción de glóbulos rojos y aumento de la destrucción de glóbulos rojos.

La anemia puede hacer que sienta cansancio, frío, mareos e irritabilidad; también podría tener problemas para respirar o dolor de cabeza.

El médico diagnosticará la anemia con un examen físico y un análisis de sangre. El tratamiento dependerá del tipo de anemia.

 

Modas en las dietas

Las dietas que proponen soluciones mágicas, también conocidas como dietas relámpago, tienden a concentrarse en un plan de alimentación extremo, por ejemplo, eliminando por completo un grupo de alimentos o restringiendo excesivamente las calorías. La mayoría de las veces estas dietas alardean de resultados rápidos pero suelen ser poco saludables e inefectivas. Cuando le preocupe la salud, el peso o la dieta, consulte al médico o un nutricionista matriculado. 

 

Índice de  masa corporal 

El índice de masa corporal es un cálculo matemático que refleja la relación entre la masa muscular y el tejido graso del cuerpo. Este cálculo se basa en el peso y la altura de la persona. Si bien esta medida puede dar una idea general de cómo está compuesto el cuerpo de una persona, no es totalmente exacta. Hay varios factores que afectan el cálculo del índice de masa corporal, como la contextura física y el nivel y tipo de actividad (por ejemplo: levantamiento de pesas). 

 

Bebidas deportivas 

Las bebidas deportivas tienen un alto contenido de azúcar. Con frecuencia se comercializan como "para reponer electrolitos". Sin embargo, el contenido de sal y azúcar de la la mayoría de las bebidas deportivas es mucho mayor de lo que necesita la mayoría de las personas antes, durante o hasta después del ejercicio. El agua es la mejor bebida deportiva que existe. 

 

Electrolitos

Los electrolitos son minerales con carga eléctrica en el cuerpo. Están en la sangre, la orina y los fluidos corporales. Los electrolitos deben estar en equilibrio  para mantener una buena composición de la sangre, para la acción de los músculos y otros procesos del cuerpo. El sodio, el calcio, el potasio, el cloro, el fosfato y el magnesio son todos electrolitos. Los obtenemos de los alimentos y las bebidas que consumimos.

El nivel de electrolitos del cuerpo puede subir o bajar demasiado cuando cambia la cantidad de agua en el cuerpo por deshidratación o sobrehidratación. Algunos medicamentos, los vómitos, la diarrea, el sudor o problemas en los riñones pueden modificar el nivel Los electrolitos que se alteran con más frecuencia son el sodio, el potasio o el calcio.

 

Presión sanguínea alta

La presión sanguínea es la fuerza de la sangre al presionar contra las paredes de las arterias. Con cada latido, el corazón bombea sangre hacia las arterias. La presión sanguínea es más alta cuando el corazón late y bombea la sangre. A esta presión se la llama  sistólica. Cuando el corazón descansa entre latidos, la presión sanguínea disminuye. Esta presión se llama  diastólica.

La presión sanguínea se determina con estos dos números. En general, la presión sistólica está por encima de la presión diastólica. La presión sanguínea normal es de 119/79, o menos. 

Cuando el resultado es de 140/90 o más, hablamos de alta presión sanguínea.

Hablamos de prehipertensión cuando los valores están entre 120 y 139 para la presión sistólica o entre 80 y 89 para la presión diastólica. Prehipertensión significa que podría llegar a tener alta presión sanguínea a menos que tome medidas para evitarlo.

 

Productos orgánicos

La agricultura orgánica cultiva productos con métodos que preservan el medio ambiente evitando la mayoría de los materiales sintéticos como pesticidas y antibióticos. Las normas para productos orgánicos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos  describen cómo se deben cultivar las cosechas y criar el ganado y qué materiales se pueden usar.

Los granjeros, ganaderos y procesadores de alimentos orgánicos siguen un conjunto de normas definido para producir fibra y alimentos orgánicos. El Congreso describe los principios orgánicos generales en la Ley de Producción de Alimentos Orgánicos, y el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos define normas orgánicas específicas. Estas normas cubren los productos de la granja hasta su destino en la mesa, e incluyen la calidad del agua y la tierra, el control de plagas, las prácticas ganaderas y las reglas para los aditivos de los alimentos.

Los procesadores y granjas orgánicos:

  • Conservan la biodiversidad y los recursos naturales.
  • Apoyan la salud y el bienestar animal.
  • Dan acceso a los animales al exterior para que puedan comportarse naturalmente.
  • Usan sólo materiales aprobados.
  • No usan ingredientes modificados genéticamente.
  • Reciben inspecciones anuales en sus instalaciones.
  • Separan los alimentos orgánicos de los no orgánicos.

 

Bajo contenido de sodio

En los alimentos envasados, parecería que el sodio está 'escondido', en especial cuando el alimento no tiene gusto salado, ¡pero aun así la cantidad de sodio aparece en la etiqueta de información nutricional!

El Valor Diario (VD) de sodio se basa en el 100% de la cantidad de sodio recomendada, que es menos de 2400 miligramos (mg) por día.

¡El porcentaje del valor diario indicado es para una porción pero algunos paquetes podrían contener más de una porción! Fíjese en el tamaño de la porción y cuántas porciones come: si son dos porciones consumirá el doble de sodio (o duplique el porcentaje del valor diario).

 

Productos integrales, trigo, granos procesados

Los hidratos de carbono son uno de los principales tipos de nutrientes. Constituyen la fuente de energía más importante para nuestro cuerpo. El sistema digestivo transforma los hidratos de carbono en glucosa (azúcar en la sangre). El cuerpo usa el azúcar como energía para las células, los tejidos y los órganos. Almacena el azúcar extra en el hígado y los músculos para cuando la necesita.

Los hidratos de carbono se dividen en simples y complejos según su estructura química. Los hidratos de carbono simples incluyen los azúcares que se encuentran naturalmente en los alimentos como frutas, verduras, leche y productos lácteos. También incluyen los azúcares agregados durante el procesamiento y refinamiento de los alimentos. Los hidratos de carbono complejos se encuentran en el pan y en los cereales integrales, las verduras con almidón y las legumbres. Varios de los hidratos de carbono complejos constituyen una buena fuente de fibra.

 

Colesterol

El colesterol es una sustancia cérea, similar a la grasa, que se produce naturalmente en todas las partes del cuerpo. El cuerpo necesita algo de colesterol para funcionar correctamente. Pero cuando hay demasiado colesterol en la sangre, se combina con otras substancias de la sangre y se adhiere a las paredes de las arterias. Al combinarse, forma lo que se llama placa. La placa puede reducir el tamaño de las arterias y hasta bloquearlas.

Los altos niveles de colesterol en la sangre pueden aumentar las posibilidades de enfermedad cardíaca. Los niveles de colesterol tienden a aumentar con la edad. En general no hay signos ni síntomas que indiquen que el colesterol subió, pero se detecta con un análisis de sangre. Es probable que tenga colesterol alto si tiene antecedentes familiares, sobrepeso o si come muchos alimentos grasos.

Puede reducir el colesterol con el ejercicio físico y comiendo más frutas y verduras. También podría necesitar medicamentos para reducir el colesterol.

Grasas: saturadas y polisaturadas o monosaturadas 

La grasa es un tipo de nutriente. Necesita grasa en la dieta, pero no demasiada. Las grasas le dan energía y  ayudan al cuerpo a absorber las vitaminas y formar células.

Las grasas saturadas presentes en la manteca, el lardo y la grasa de repostería son las  que debe limitar. Y solo deberían constituir una pequeña porción de las grasas que consume diariamente.

Las grasas monosaturadas y polisaturadas que se encuentran en los aceites de oliva, canola o semillas de sésamo, son las mejores para el cuerpo y  las que debería incorporar a la dieta.